El significado de la Navidad

la-adoracion-de-los-magos-rembrandt-harmenszoon-van-rijn

 

 

  

 

 La adoración de los magos, Rembrandt Harmenszoon van Rijn

 

 

 

 ¿Cual es el verdadero significado de la Navidad? En cierta ocasión formulé esta pregunta a una joven, y sin pensarlo mucho me respondió: “La Navidad es un tiempo de reunión familiar, de festejos, de intercambio de regalos y de música alegre de la temporada”.

 

 La Navidad comercial está a las puertas y, lamentablemente, para la  mayoría de los latinoamericanos, su celebración no trasciende las decoraciones, regalos, comidas, fiestas y otras cosas por el estilo, por muy importantes y significativas que las mismas puedan ser. Esto, por supuesto, dista mucho de expresar cuál es el verdadero significado de la Navidad. Entonces preguntamos: ¿Qué significa realmente la Navidad? La respuesta correcta no es un secreto: la encontramos en el libro que contiene la historia de la Navidad: La Biblia.

 

 La palabra Navidad significa natividad o nacimiento. Cuando hablamos de la Navidad nos referimos, única y exclusivamente, al nacimiento virginal y sobrenatural del Señor Jesucristo, en Belén de Judea. Este nacimiento es singular e incomparable. Ningún otro nacimiento se le asemeja en toda la historia de la humanidad, pues Dios, al traer a su Hijo amado al mundo, quebrantó la extensa cadena de la generación humana. Un ser   sobrenatural vino al mundo por un acto creador de Dios.

 

 En las Escrituras leemos que María, la madre de Jesús, concibió sin haber conocido a un hombre en la intimidad. Fue un acto divino del Espíritu Santo, para preparar una naturaleza humana que fuera pura para el nacimiento de Jesús. El relato del nacimiento nos dice que antes que José y María se juntasen “se halló que había concebido del Espíritu Santo”. En el Evangelio según San Mateo, leemos que el ángel le dice a José, referente a María, lo siguiente: “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. Y el relato bíblico prosigue, diciendo: “He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros”. 1     

                                                                                 

 La palabra de Dios nos dice que le pusieron por nombre Jesús. Este nombre quiere decir Salvador. El nombre “Jesús” le identifica con la humanidad. Él, al nacer de una mujer, como nacen todos los hombres, se asemejó a nosotros en todo.

 

 Sin embargo, hay otro nombre que el Señor recibió. Le llamaron Emanuel, que significa “Dios con nosotros”. Quiere decir que Dios se hizo hombre, que se manifestó o reveló en la carne. Este nombre tiene que ver, muy en particular, con su naturaleza    divina.

 

 Nos hallamos ante dos nombres que nos hablan especialmente de la naturaleza de Jesucristo y nos revelan claramente cuál habría de ser el propósito de su venida a este mundo, a saber: salvar del castigo perpetuo y dar vida eterna a todo aquel que en él creyera. El Señor Jesucristo, cuando caminó sobre esta tierra, fue plenamente hombre, pero también fue plenamente Dios. No cometió pecado, mas fue un ser humano. Sin embargo, siendo hombre, toda la plenitud de Dios habitaba en su cuerpo humano.

 

 Ahora bien, si hacemos un alto en el nacimiento o en la vida misma de Jesucristo, perderemos de vista el propósito de su venida a este mundo, es decir, el verdadero significado de la Navidad. Debemos proseguir hasta arribar a la cruz del Calvario. Dios había trazado un plan, desde tiempos antiguos, para que su Hijo amado lo llevara a cabo en esta tierra. Jesucristo debía morir y derramar su sangre, para que se hiciera realidad el plan de Dios en favor de la salvación del hombre. Sí, el nacimiento de Jesús fue milagroso, su vida fue ejemplar y sin pecado, pero el niño que envolvieron en pañales y acostaron en un pesebre en Belén, era Dios mismo hecho hombre, que venía a la tierra con el solo propósito de morir clavado en una cruz, para pagar la deuda que todo ser humano tiene con Dios; una deuda que sólo Jesús podía pagar.

 

El Señor mismo, momentos antes de morir, expresó que había terminado su obra aquí en la tierra, al decir: “Consumado es”. 2  Y Dios el Padre confirmó, ante los ángeles y los hombres, que la obra de su Hijo había sido aprobada por él, al resucitarle de entre los muertos al tercer día.

 

¿Qué significa, entonces, la Navidad? Significa que Dios nos amó tanto, que extendió su mano de gracia y misericordia y nos dio a su Hijo Jesucristo. ¿Para qué? “Para que todo aquel que en él cree no se pierda, mas tenga vida eterna”. 3

 

  

¡Feliz Navidad!

 

Guido F. Castellanos

 

 

 Mateo 1:21-23; Juan 19:30; 3 Juan 3:16           

 

 

About these ads

3 respuestas a El significado de la Navidad

  1. si hermano pero en la biblia en ningun momento el ordena q celebremos la navidad o bien?? osea su nacimiento y le invito a que investigue la verdadera historia de la navidad¡¡¡ ATT. Bryan Barahona Rios

  2. jose mendoza dice:

    En realidad q gran sabiduria hermano y es muy importante hacerle saber a la gente el significado real de lo q es la navidad FELIZ NAVIDAD

  3. marthatorres dice:

    tampoco nos dice que nacio el 24 ni 25 de diciembre estas mal

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: