¿Domina usted su idioma?

donquijote.gif

 migueldecervantes.jpg

“La civilización que pierde el poder sobre su propia lengua, ha perdido el poder sobre el instrumento con que se piensa. Sin ese poder el pensamiento carece de grandeza y exactitud”.  Harris Benton 

¿Domina usted su idioma? Le invitamos a que lea las siguientes cuestiones idiomáticas, para que compruebe cuánto sabe o ignora referente a la lengua de Cervantes.

·         La lengua que hablamos se llama tanto castellano como español. Sí, como acaba de leer. Pero esto no es nada nuevo. Hace muchísimo tiempo que se le dan ambos nombres. Los ciudadanos bilingües del Estado Español son los que han propuesto una vuelta a la denominación antigua que tuvo nuestro idioma, es decir, castellano. Pero en los países de Latinoamérica, el Caribe y en EE.UU., se entienden ambos términos como sinónimos a la hora de referirse al nombre de nuestro idioma. Insistir en llamarle castellano exclusivamente a nuestra lengua significa una vuelta al pasado, a los orígenes del idioma, lo cual no sería más que una medida retrógrada y provinciana. Cuando se fundó la Real Academia Española, sus miembros utilizaron la denominación de lengua española para referirse al castellano o español. El español o castellano es el cuarto idioma del mundo, según el número de hablantes, aventajado por el chino mandarín, el inglés y el hindú. Y en cuanto a importancia, sólo es superado por el inglés.

  ·         La v (cuyo nombre es ve o uve) se pronuncia igual que la b (be) en nuestro idioma. De modo que los términos barón y varón, basto y vasto, bacilo y vacilo, bacía y vacía, bello y vello, bacante y vacante, botar y votar, son homófonos (de igual sonido). Ambas consonantes son bilabiales. Tanto es así que las voces que llevan n delante de v, como invariable, inversión, invierno, envidia, articulan esa n como m, luego deben pronunciarse: imbariable, imbersión, imbierno, embidia.

 Si desea comprobar lo antes dicho, consulte cualquier Manual de Pronunciación Española. 

·         ¿Cómo pronuncia el lector las palabras hierro, hiena, hielo, hierba, enhiesto y otros términos que tienen la combinación hie? ¿Se sorprendería si le informamos que la combinación hi en el diptongo hie, suena como y? Pues así es, de modo que estas palabras se pronuncian: yerro, yena, yelo, yerba, enyesto.

 ·         A menudo hemos oído o leído: recién llego; recién comí; recién lo he visto; recién apareció; recién llamó; recién vuelvo, en los que el adverbio de tiempo recién se ha usado incorrectamente antepuesto a una forma verbal.

El adverbio de tiempo recién sólo se usa antepuesto a los participios pasivos, nunca a una forma verbal. Se usa correctamente como sigue: recién llegado; recién nacido; recién comido; recién terminado; recién pintado; recién aparecido, etc.

·         Nadie puede considerarse conocedor del idioma si hace uso de la preposición de en construcciones que no la llevan. Por ejemplo: Creo de que no se lo merece; Me parece de que no debe arriesgarse; Me recordaron de que tenía una cita, etc.

·         Las clases y las conferencias no se dictan, pues el verbo dictar no se ajusta a lo que se quiere decir. Se pueden emplear los siguientes vocablos: explicar, ofrecer, desarrollar, dar, pero nunca dictar.

·         ¿Sabe el lector cuándo se acentúa aun? Lleva acento cuando significa todavía, no importa el lugar que ocupe en la oración: Aún hay esperanzas; Hay esperanzas aún; No ha llegado aún; Aún no ha llegado. No lleva acento, no obstante, cuando quiere decir hasta, también, inclusive, ni siquiera: Te pagaré el viaje y aun haré más, si me lo permites; Ni aun pudo hacer lo que le pedí antes de marcharse; Aun se lo advertí.  

·         Influidos por la corriente anglicada, particularmente en EE.UU., muchas personas se empeñan en usar influenciar en vez de influir, que es el vocablo castizo. Ejs: La conducta de la madre influyó mucho en la de sus hijos; Espero que mi consejo influya en tus decisiones.

 Influenciar proviene del francés influencer y, según la Real Academia Española, este vocablo se ha ido extendiendo hasta generalizarse en todos los países hispanohablantes. Sin embargo, nos parece innecesario emplear un término que proviene de otro idioma, cuando en el nuestro tenemos el vocablo influir, que tiene el mismo sentido. Se entiende perfectamente que, por ejemplo, en el caso de la terminología de computación, que por lo novedosa y por su origen mayormente estadounidense y la falta de voces equivalentes en español para la misma, se hayan adoptado numerosos términos del inglés, como software, hardware, etc. Sin embargo, cuando existe un vocablo castizo, éste debe tener preferencia en el uso. No nos consideramos puristas del idioma y somos conscientes de que nuestra lengua ha sido enriquecida a lo largo de los siglos con voces de otros idiomas, como el árabe, el inglés, etc. No obstante, preferimos que influyan en nosotros a ser influenciados, aunque para muchos no haya diferencia entre ambas voces. 

·         Habemos no es una forma de verbo haber. Si alguien se toma la molestia de conjugar este verbo comprobará que, en efecto, habemos no existe.

 Decir Habemos muchos, por Somos muchos es, por tanto, un disparate imperdonable, sobre todo en boca de quienes se consideran cultos.   

·         El grupo de personas que asiste a un espectáculo se puede llamar público (conjunto de personas); auditorio (reunión de oyentes); concurrencia; y espectadores, pero no audiencia, vocablo que existe en nuestro idioma, pero con significados que no se ajustan al concepto expresado por aquellas voces.

·         Recordar y acordarse son dos verbos sinónimos que no se conjugan del mismo modo. Acordarse es un verbo pronominal, por lo que debe usarse con un pronombre de la misma persona del sujeto: Me acuerdo de ti. ¿Te acordaste de abrigarte bien? Nos acordamos de ella a menudo. Sin embargo, recordar no lleva los pronombres, porque no es un verbo pronominal. De manera que se equivocan los que dicen: Me recuerdo; ¿Te recordaste?; Nos recordaremos, en lugar de Recuerdo; ¿Recordaste?;Recordaremos. 

·         Todo el que haya cursado el sexto grado de primaria debe saber que la segunda persona de singular del pretérito indefinido (simple) no termina en s. Se dice, pues: comiste, llegaste, hablaste, oraste, trajiste, hiciste, pintaste, etc. Ponerle una s final a estas formas es signo de profunda ignorancia. 

·         Sino y si no se diferencian en la escritura, en la pronunciación y en el significado, a pesar de lo cual muchos oradores, maestros y predicadores los confunden y muchos escritores usan uno por otro. Sino, con la fuerza de pronunciación en la sílaba si, es conjunción adversativa con que se contrapone un concepto afirmativo y otro negativo: Pedro no es arquitecto, sino ingeniero; No estamos en noviembre, sino en diciembre.

 Si no es locución formada por la conjunción condicional si y el adverbio de negación no, en que cada elemento conserva su independencia: Perderá el avión si no llega pronto; Si no le gusta el frío no debe viajar a Chicago en invierno. En estas oraciones la fuerza de pronunciación recae en no. 

·         Muchas personas dicen extrovertido cuando no existe la preposición extro. La preposición correcta es extra, que significa fuera de y que forma compuestos como, extramuros, extraoficial, extraordinario, extravertido, extravertida, etc. Tomen nota de esto los que hablan y escriben para el público.

·         En nuestra lengua tenemos los verbos adoctrinar y doctrinar con los mismos significados. De modo que no hay ninguna razón para decir o escribir indoctrinar, que es pura copia del inglés “indoctrinate”.

 También tenemos el sustantivo adoctrinamiento y los adjetivos adoctrinador, ra; y doctrinador, ra. 

·         Durante más de ocho años desempeñándome como editor de revistas de ingeniería civil y minería, para el mercado latinoamericano, escuché y leí casi a diario el verbo soportar empleado para referirse al apoyo técnico que proporciona al cliente una empresa después de la venta de un producto o equipo. Esto no es más que una traducción literal de “support”. Este verbo y el español soportar son palabras cognadas, pero el contenido semántico del verbo inglés es más abundante que el del nuestro. Sin embargo, los anglomaníacos emplean soportar en todas las acepciones que tiene “support”. No se soportan las ideas de un partido, sino se apoyan o respaldan; no se provee soporte técnico, sino apoyo o respaldo técnico. Comprendemos que hay clientes difíciles y las empresas que les han vendido los productos y proveen el respaldo o apoyo técnico, a veces se ven obligadas a soportarlos.

·         Asumir se usa en nuestra lengua como aceptar o tomar: El General asumió el mando de las tropas; No debes asumir esa actitud de rebeldía. Pero es anglicismo imperdonable usarlo con la acepción de suponer, presuponer, presumir o dar por sentado, que tienen en inglés: “He assumed that the train would be on time” no debe traducirse por Asumió que el tren llegaría a tiempo, porque eso no es español. La traducción debe ser: Pensó, supuso, creyó o dio por sentado…que el tren llegaría temprano.

·         Muchas personas usan el adjetivo hispanoparlante (que no existe en español) por hispanohablante, que es la persona que tiene como lengua materna el español. Se trata de un compuesto del adjetivo hispano y el participio activo de hablar, hablante.

·         El verbo confraternizar no existe en nuestro idioma. El vocablo correcto es confraternar 

 ·         Para muchas personas, la abreviatura p.m., que se acostumbra poner después de las horas de la tarde y de la noche, se lee pasado meridiano, por analogía quizá, con la abreviatura a.m., que se lee antemeridiano. P.M., sin embargo, debe leerse postmeridiano o posmeridiano (sin la t). Nos reuniremos a las 7:00 p.m. (posmeridiano). 

 Guido F. Castellanos 

Se prohíbe la publicación total o parcial sin permiso escrito del autor

Dibujo de Don Quijote y Sancho Panza: serie de dibujos animados. Dirigido por: Cruz Delgado Palomo y producido por:  José Romagosa Gironella

7 respuestas a ¿Domina usted su idioma?

  1. Julio Contreras dice:

    ¡Qué excelente artículo! Tocas algunos de los vicios que “me vuelven loco” al escucharlos o leerlos (algunas veces en los mismos periódicos)… pero también me hace ver algunos errores en los que caigo constantemente. Por ejemplo, una de las cosas que más quería en la vida era influenciar… ahora resulta que no… debo “influir”…
    Muy bueno Guido, voy a recomendarlo a quienes están bajo mi ministerio, especialmente a mis estudiantes…
    ¡Saludos desde El Salvador!

    Julio

  2. Dime como hablas y te diré… dice:

    Si quieres un curso rápido de cómo hablar mejor nuestro idioma dale una leída al blog de Guido Castellanos acá. Guido es un antiguo amigo –algún día te hablaré de él- y obviamente sabe poner el dedo en la llaga.

  3. Doris dice:

    Guido, te felicito por el libro, por este link y, en fin, por el blog en general.

  4. Rogelio (Cuqui) Landrian dice:

    Guido, aun sin haberlo leido en su totalidad, te felicito por lo ameno de esta web-page.
    Algo que me irrita es el uso de la palabra “desapercibido”, cuando lo correcto es “inadvertido” y este error lo cometen periodistas y noticieristas de renombre.
    Un abrazo para ti y los tuyos, de tu coterraneo.

    • gfcastellanos dice:

      Cuqui, gracias por leer mis artículos. En cuanto al uso del vocablo “desapercibido” en vez de “inadvertido”, tienes toda la razón. Estoy escribiendo el segundo artículo relacionado con el idioma. Incluiré el significado de ambos términos y el uso correcto de cada uno.
      Un fuerte abrazo para ustedes.
      Guido

    • Rogelio López dice:

      Querido tocayo. El hecho de que la palabra “inadvertido” sea correcta, no hace de la palabra “desapercibido” incorrecta. Al igual de que el “lo” de “lo cogieron con las manos en la masa” es correcto no hace al “le” de “le cogieron con las manos en la masa” incorrecto. Aunque “le” es menos apropiado que “lo” no lo hace incorrecto obligatoriamente. Ya que existen casos (aunque escasos) en que “inadvertido” y “desapercibido” son sinónimos contextuales, podrían usarse indistintamente en alguna frase. Por el contrario el termino “noticierista” aunque parezca sinónimo de periodista no existe en la lengua castellana. Ni de Cervantes ni de ningún otro. Llegar a la ira o al enfado porque alguien no use correctamente un término me parece excesivo.
      P. S.: ¿no te fijaste en que el corrector ortográfico subrayaba “noticierista” con una linea de puntos roja discontinua?

  5. Johna905 dice:

    It’s a mammoth playground built of mountains, hills, lakes, rivers, valleys, woodlands,and beaches. ekffefkbdekd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: