¿Concuerda la evolución con lo que enseña la Biblia?

darwin_ape.jpgreadingthebible.gif

A menudo me preguntan si existen discrepancias entre la Biblia y la ciencia, si la teoría de la evolución  concuerda con lo que enseña la Biblia, si el relato de la creación de Adán y Eva en Génesis es literal o simbólico y si los años en el Antiguo Testamento son literalmente de 365 días o simbolizan períodos extensos o eras. Aquí van las escuetas respuestas a manera de introito, para picar la curiosidad del lector. Sobre estos asuntos abundaremos pronto en otras entradas.

Cuando me formulan cualquiera de estas preguntas lo primero que hago es averiguar si mi interrogador alguna vez ha leído la Biblia en su totalidad, desde el primer capítulo de Génesis hasta el capítulo final de Apocalipsis. En poquísimas ocasiones tengo que formular la segunda pregunta, a saber, ¿cuántas veces la ha leído?, porque, salvo raras excepciones, nadie me responde que ha leído la Biblia de pasta a pasta ni siquiera una vez.

La Biblia se terminó de escribir hace muchos siglos (hace cerca de 2000 años, para ser más exactos). Sin embargo, a pesar de su antigüedad, no ha perdido ni un ápice de veracidad ni de vigencia. La Biblia no es un libro científico, no obstante cada vez que trata sobre cualquier asunto relacionado con la ciencia, lo hace con exactitud inequívoca. Por ejemplo, mucho antes de que el hombre descubriera la redondez de la tierra, ya la Biblia, en el libro de Isaías, setecientos años antes de Cristo, la declaraba como globo terráqueo (Isaías 40:22). Alguien ha dicho que a la Biblia, al igual que a los leones, no hace falta defenderla: sólo basta con abrirle la jaula.

En la Biblia abunda el leguaje figurado, las alegorías y los simbolismos, pero la mayor parte de su contenido no es simbólico, sino claro, directo y perfectamente comprensible. La palabra de Dios no se escribió para que el lector individual la interpretara caprichosamente. Es necesario aplicar principios fundamentales de hermenéutica o interpretación bíblica para lograr su correcta interpretación. Y la correcta interpretación de cualquier texto bíblico tomará en cuenta su contexto (el texto que lo precede y que le sigue), la historia, el asunto en cuestión, a quiénes se escribió originalmente y otros elementos que arrojarán luz sobre su preciso significado.

De manera que sí es fácil confirmar que los años que la Biblia cita son literalmente de 365 días. Y el relato de Génesis sobre Adán y Eva no es simbólico sino literal, según los principios de hermenéutica correctamente aplicados. Las parábolas de Cristo son historias utilizadas por Jesús para comunicar a sus oyentes una verdad espiritual. Y cuando digo una, es porque las parábolas comunican una sola verdad espiritual, por eso se llaman parábolas. 

Es inútil revolver las cosas para encontrar diferencias entre la fe y la verdadera ciencia, pues no las hay. Sin embargo, la teoría de la evolución no es verdadera ciencia comprobada ni comprobable, sino simplemente una hipótesis imposible de probar científicamente, pues la esencia misma del método científico se basa en la observación y la experimentación, por lo que es imposible observar el origen del universo y realizar experimentos al respecto. ¿En qué hechos está basada la evolución? En convicción religiosa tal vez, más no en hechos científicos, pues es necesario tener muchísima más fe para creer en la teoría de la evolución que en la declaración bíblica de que Dios creo el universo y todo lo que existe en seis días literales. Si creemos que Dios es Dios, ¿por qué pensamos que hay algo imposible para Él? De manera que la teoría de la evolución, enseñada como verdad indiscutible, es totalmente contraria a lo que claramente enseña la Biblia. Sus diferencias son irreconciliables, pues la evolución es una religión atea que entroniza al hombre como dios y lo convierte en la medida de todas las cosas. No obstante la Biblia afirma que “los cielos cuentan la gloria de Dios y el firmamento anuncia la obra de sus manos”, y enseña que el hombre, a pesar de ser la corona de la creación, no es la medida de nada.  El ser humano fue creado a imagen y semejanza de Dios, característica fundamental que no comparte con ninguna otra criatura en la tierra.

A continuación cito al biólogo británico L. Harrison Matthews, en el prefacio de El Origen de las Especies de Darwin, edición de 1971:

“La evolución es la columna fundamental de la biología; por esa razón la biología está en la particular posición de ser una ciencia fundamentada en una teoría no probada- ¿es entonces ciencia o fe? En este sentido, creer en la teoría de la evolución es exactamente paralelo a creer en la creación- ambos son conceptos cuyos seguidores saben que son verdad, pero ninguno, hasta el momento, ha podido ser probado”.

La teoría de la evolución, después de 37 años de haberse escrito lo anterior, sigue sin ser probada. Por lo tanto, la evolución sólo puede ser clasificada como creencia, como filosofía subjetiva de orígenes, y como la verdadera religión de muchos científicos (entronizada en el actual sistema de enseñanza pública o gubernamental en EE.UU., cada día más parecido al de los socialistas y comunistas del mundo), pero jamás como hecho comprobado. De manera que dejemos de tratar de reconciliarla con la Biblia, pues dos enseñanzas tan diametralmente opuestas no pueden ser reconciliadas jamás.

Guido F. Castellanos

 Se prohíbe la publicación total o parcial sin permiso escrito del autor  

3 respuestas a ¿Concuerda la evolución con lo que enseña la Biblia?

  1. Ricardo Miño M dice:

    Me parece muy acertado lo que expresa en su artículo ¿Concuerda la evolución con lo que dice la Bíblia?

    Al mismo tiempo, que le pido vuestro parecer, si podría utilizarlo y publicarlo en un foro cristiano, logicamente revelando la fuente.

    De antemano agradezco su atención, sea cual sea la respuesta

  2. gfcastellanos dice:

    Ricardo:

    Puedes publicarlo en el foro cristiano, siempre y cuando reveles la fuente y coloques un enlace que lleve a los lectores al artículo en mi blog.

    Cuando lo publiques, envíame el link del foro por correo electrónico.

    Saludos,

    Guido

  3. Juan Carlos Fernández Cadena dice:

    Buenas noches Guido,
    soy estudiante de maestria en Ciencias biológicas, en la universidad de los Andes, trabajando en genética de poblaciones y filogenia en insectos

    cristiano reciente pero tengo ciertos roces con los conocimientos darwinianos dado por mi naturaleza de biólogo evolutivo

    quería saber que puedo leer para poder entender mejor el tema

    saludos nuevamente y espero estar en contacto

    Juan K

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: